Mercado motor
alt-text     alt-text     alt-text   
  

Oscar - Mercado Motor - 19/04/2017 -

Homologar accesorios en la ITV en cinco pasos

alt-text

l paso por la ITV se asemeja a la visita al dentista que tan poco apetecía de pequeños, incluso ya de más mayores. Medio obligados por la ley los propietarios de un vehículo tienen que pasarla tarde o temprano y con este artículo queremos tratar de aligerar cualquier posible trámite en el caso de que necesites homologar algún accesorio recién adquirido en tu coche.

La ITV es una herramienta para detectar posibles fallos en el vehículo, tipificados en el Manual de Inspección, y también posibles cambios efectuados según el Manual de Reformas y que han sido redactados por el Ministerio de Industria.

1. Identificar la contraseña de homologación

La marca homologa un vehículo en concreto a través de la llamada Ficha Reducida donde se recoje la contraseña de homologación. El formato puede varias en muchas formas, la más común es el e1*2001/116*0501*01, siendo 2001/116 la referencia a la Directiva del mismo número.

En la Ficha Reducida aparecen todas sus características como pueden ser los tipos de neumáticos, escapes, medidas o masas autorizadas registradas a la salida del vehículo de la fábrica.

2. Saber si tu coche viene con homologaciones previas

Si los accesorios vienen de fábrica, la marca se encarga de realizar la ficha técnica con estos accesorios. Si se mira la ficha técnica y se observa que no están incluidos los accesorios como paragolpes o alerones, estos no vienen de origen y se debe realizar una homologación en la ITV en el caso de que el concesionario no lo haya hecho. En ocasiones, algunos coches son modificados en el concesionario y, por lo general, es el concesionario el que realiza la homologación pero siempre es mejor prevenir que curar.

3. Pedir Informe de Conformidad a la marca

Ahora con las nuevas tecnologías se puede realizar telemáticamente mediante firma digital del responsable de homologaciones de la marca. Él es quien realiza la firma del Informe de Conformidad donde aparece el código de reforma aplicado y los campos de la ficha técnica que deben variar con respecto al orginal: anchura, altura, etc.

Si se trata de accesorios que no suponen una Reforma de Importancia como puede ser la instalación de accesorios fuera de la homologación de tipo del vehículo, separadores/espaciadores o muelles deportivos, no hará falta la realización de un Proyecto Técnico.

4. Conseguir el certificado de taller

Este documento debe avalar el montaje de los accesorios y debe llevar la firma del responsable del taller y sello. En el caso de que los accesorios los hayas hecho tú mismo, se debe ir a un taller con número de Registro Industrial y número de Registro Especial para emitir el certificado. Con la reforma, debe ir un mapa de montaje donde se identifican las piezas modificadas y cómo se han montado, de esta forma se facilita la comprobación en la ITV. El último paso de la homologación ya está aquí.

5. Acudir a la ITV

Papeles de la ficha técnica, el permiso de circulación y el informe de Conformidad en mano, acudiremos a la ITV para la legalización de las reformas. Debe ir la persona titular del vehículo o una persona autorizada previa firma de autorización con fotocopia del DNI. Si los accesorios ya no están a la última y se quiere volver a la versión original también se debe pasar de nuevo por la ITV con los mismos papeles mencionados antes.

Fuente: DGT


Otras noticias